Inicio

La Senda de Fuego

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

" Perderse en la Luz es sumergirse en una Luz mayor..."

El Sendero de Síntesis

Un saludo.

 

He renovado un poco la página. Después de una prolongada ausencia por tierras africanas, al volver he constatado que ya se habia quedado un tanto desfasada. Son nuevos tiempos y corresponde nuevos colores y sobre todo una nueva visión de la Vida.

 

Agradezco vuestra amabilidad a los muchos navegantes que la habeis visitado en todo este tiempo y espero, en un futuro, seguir sirviendo a las ideas en las que creo y estar a la altura de vuestra demanda.

 

Vivimos tiempos en los que es necesario armonizar todo lo bueno y util que hemos experiementado en el pasado con el mpulso que, imparable, nos insinua las prespetivas que la Vida ha previsto para toda la Humanidad. Para la Humanidad que permanece dormida, aunque no lo sabe, y para la que nos desperezamos torpemente inquiriendo por lo que subyace tras los telones de este escenario que constituye el campo de experimentación de los impulsos más intimos de cada uno.

 

He incluido algunas fotos que, gentilmente, me ha cedido Jesse Alemany. Una fantastica fotografa con quien he tenido oportunidad de compartir gratas conversaciones en tierras africanas.

 

Sea como sea, esta página está pensada y hecha con el mejor de los deseos. Os repito, gracias.

 

Amanece en el Tibet

Conversando en la Senda de Fuego

El "khatag" es un pañuelo de seda blanco y largo. Fue la bandera de paz y bienvenida que recibimos al pisar suelo tibetano. Una bienvenida, surgida desde la más antigua tradición tibetana, y que quien iba a ser nuestro guía dejó caer sobre los hombros, uno por uno, en señal de reconocimiento, a todos los componentes del grupo.

 

Una bienvenida inusual, impensable en los aeropuertos de La Paz, Madrid o Buenos Aires… y que, por un momento, nos recordó a las tradicionales guirnaldas de flores que esperan a los turistas que llegan a Hawai. La diferencia, quizá, resida en el profundo símbolo de respeto que el color blanco de la seda extrae de lo más profundo del alma tibetana. Símbolo entre altos lamas y, también, entre las gentes sencillas con las que nos íbamos a encontrar en los próximos días..

 

Llegar a Lhasa es llegar a las alturas. Llegar a Lhasa es despertar la imaginación en cuanto los pies pisan su suelo. Llegar a Lhasa es querer despertar, de repente, todos los misterios de los que nuestra imaginación ha revestido sus andanzas. Llegar allí es contemplar, allá a lo lejos, las altas montañas desde las que, posiblemente, nos contempla el yeti y quien sabe si algún observador avanzado de Sangrilá.

Durante los últimos años he subido diversos videos a YouTube. Algunos los he editado como consecuencia del trabajo que desarrollamos dentro del "Grupo de Estudio del Agni Yoga".

 

Gracias por tu atención en nombre de Maggy y Josefina de Colombia, Iván Maldonado de Bolivia y Ana, Marcela y Daniel de Argentinay y Juan desde España . Os indico el enlace a un trailer.

_______________________________________________

Constituyen una serie de 26 videos a traves de los que hago un recorrido sobre la muy limitada visión con la que nuestra mente puede dar forma al Fuego que surge de lo más Intimo de la Naturaleza Humana en su fase divina. De cualquier manera, ahí estan.

_____________________________________________________________________________________________________________

Conferencias en Hypatia

(Gandia - España)

A principios del años pasado tuve el honor de impartir unas conferencias en Hypatia. Y las dediqué al Fuego de Síntesis (Agni Yoga).

 

Agradezco a cuantos asistieron a las mismas y la atención que mostraron a mis palabras. Cierto es que el Agni Yoga, el Sendero de Fuego, tal como su propia naturaleza indica, se desvanece en los éteres antes de poder ser aprehendido y tan solo se muestra por el calor que suscita la respuesta del alma. Calor imposible de describir porque la emocíón, el pensamiento y hasta los elevados sentimientos se alejan de su propia naturaleza divina.

 

La mente, como el aspecto más elevado de la condición de la naturaleza humana, no puede comprender los efluvios sutiles que proceden del Fuego de la Intuición y del más elevado Fuego del Proposito. En esos inquietos e inestables puentes se balancea. Temerosa del vértigo. Temerosa de dar un paso más allá del vacio que se produce ante ella.

 

El Sendero de Síntesis constituye el futuro reto de la Humanidad. Un futuro que, curiosamente, no existe. Que pasado y futuro son espejismos que la naturaleza nos presenta como "tiempo". Espejismos en los que, aún el espacio, no es sino la proyección ilimitada de nuestra propia limitación.

 

Con ese ánimo se muestran estos videos. Y, sobre todo, más de andar por casa, con el ánimo de compartir una locura que, seguramente, también anida en tu ánimo. Así pues, ya somos dos. Que, definitivamente, tan solo somos UNO.

La mistica del cambio

Tres cortos videos sobre la necesidad, siempre presente, de producir una revolución espiritual, un cambio en su visión de la Vida.

 

 

__________________________________________________

____________________________________________________________

“Solo te pido que entres a mi casa con respeto. Para servirte no necesito tu devoción, si no tu sinceridad, ni tus creencias, si no tu sed de conocimiento.

Entra con tus vicios, tus miedos y tus odios, desde los más grandes hasta los más pequeños. Puedo ayudarte a disolverlos.

 

Puedes mirarme y amarme como hembra, como madre, como hija, como hermana, como amiga, pero nunca me mires como una autoridad por encima de ti mismo.

Si la devoción a un Dios cualquiera es mayor a la que tienes hacia el DIOS que hay DENTRO de Ti , les ofendes a ambos y ofendes al uno” (Diosa Sejhmet. Karnac - Egipto

_____________________________________________________________

Reflexiones sobre Agni Yoga

Para leer o descargar el contenido puedes acceder a traves de las portadas)

Todos tenemos preferencias. Son inevitables. Y las preferencias están, generalmente, en armonía con la inclinación interior que nos impulsa a ellas. Eso ocurre con los libros.

Si tuviera que hacerme la clásica pregunta, respecto de que libros me llevaría a una isla desierta, no tengo ninguna duda que, entre ellos, muy pocos, estaría el Kybalión de Hermes Trismegisto, alguno más que me reservo en la discreción y, desde luego, “Introducción al Agni Yoga” de Vicente Beltrán Anglada.

 

La característica de todos ellos es que siempre me invitan a ser “libre”. No me indican un camino ni tan siquiera me lo sugieren. Simplemente, “lo” indican.

 

En estos capitulos, cuyos titulos se corresponden a los del libro, intento reflejar algunas de las sensaciones que, leyendo atentamente el libro, nos generó en el Grupo de Agni Yoga y a mi, particularmente, el escribir sobre ellas. Nunca estaré lo suficientemente agradecido a Vicente Beltrán Anglada por la Luz que me ha aportado en esta vida.

 

Tuve el inmenso honor de oír las palabras de sus propios labios, allá por los años ochenta, y de comenzar a presentir que el Agni Yoga comenzaba a germinar en mi corazón.

En una nueva espiral de mi aproximación al mismo, sencillamente... me ha atado con los nudos que solo la libertad puede hacer. Resulta paradójico pero así es. Y, finalmente, decirte, a ti que me estas leyendo, que estás páginas están escritas, con la mayor sinceridad, para ti. Si percibes en ellas algún error, espero que me disculpes.

 

Recojo, asimismo, una perspectiva de las leyes Hermeticas, recogidas en el Kybalión, desde mi particular visión del Yoga de Síntesis.

 

 

La Verdad es esquiva y huidiza y no se asienta en ningún banquito, aunque nada más sea que para refrescarse un poco. Y, sin embargo, permanece, siempre atenta...

___________________________________________________________________________________________________________

a